Archivo de la categoría: José Agustín Goytisolo

Sugerencia. UNA HISTORIA DE AMOR – J. Agustín Goytisolo / Antonio Selfa

Se amaban. Era el tiempo
de las primeras lluvias de verano
y se amaban. Los días
fueron como una larga cinta blanca
que rodeara sus cuerpos enlazados.

Pasó un año, tal vez,
y luego tres o siete, y todavía
ellos se amaban muy directamente,
buscándose en la sombra de los parques,
en los lechos furtivos.

No hablaban casi nunca. Ella decía
que la esperaban, que tenía miedo,
y él trabajaba en la oficina,
y miraba el reloj, esperando la hora
de volver a su lado nuevamente.

Eran distintos y se amaban. Él
estaba casado con una rubia idiota,
y ella tenía cuatro hijos
y un marido metódico y alegre
que nunca la entendió.

Se amaban en silencio
como cumpliendo un gran deber.
Sus vidas eran diferentes, pero
algo muy fuerte les unía, algo
que quedaba cumplido en sus abrazos.

 

(José Agustín Goytisolo)

Voz y guitarras: Antonio Selfa

Autores de algunas de las pinturas: Fernando Ureña (Rep. Dominicana), Jorge Gay (Zaragoza, 1950), Nicoletta Tomas (Madrid, 1963), Cristina Alejos… entre los contemporáneos. Clásicos: Chagall, Dalí, Frederic Leighton….

5 comentarios

Archivado bajo José Agustín Goytisolo, SUGERENCIAS

Sugerencia. "Nada más", José Agustín Goytisolo

Nada más

Nada más
El aire de los chopos
y vuelvo a recordar.

En un día de marzo
te fuíste. Nada más. 

Una sonrisa tuya
o un gesto. Claridad
como la de tus ojos
no he visto. Nada más. 

Luego días de ira
dolor y adversidad.

Y en medio de la noche
tu estrella. Nada más. 

Por su fulgor perenne
contra la eternidad
te ofrezco unas palabras
de amor. Y nada más.
José Agustín Goytisolo

1 comentario

Archivado bajo José Agustín Goytisolo, POEMAS, SUGERENCIAS

Sugerencia. Palabras para Julia, José Agustín Goytisolo

Palabras para Julia

Tú no puedes volver atrás,
porque la vida ya te empuja,
como un aullido interminable,
interminable.
Te sentiras acorralada,
te sentirás, perdida o sola,
tal vez querrás no haber nacido,
no haber nacido.
Pero tú siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso.
La vida es bella ya verás,
como a pesar de los pesares,
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos.
Un hombre solo, una mujer,
así tomados, de uno en uno,
son como polvo, no son nada,
no son nada.
Entonces siempre acuérdate,
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso.
Nunca te entregues, ni te apartes,
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo,
y aquí me quedo.
Otros esperan que resistas,
que les ayude tu alegría,
que les ayude tu canción,
entre sus canciones.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso.
La vida es bella ya verás,
como a pesar de los pesares,
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos.
No sé decirte nada más,
pero tú debes comprender,
que yo aún estoy en el camino,
en el camino.
Pero tú siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso.

José Agustín Goytisolo

Puedes escucharla cantada por Paco Ibáñez.

1 comentario

Archivado bajo José Agustín Goytisolo, SUGERENCIAS

Sugerencia. Marcial entre el amor y la miseria, José Agustín Goytisolo

Marcial entre el amor y la miseria


No: no puedes irte. Debes terminar
los escritos que tienes empezados
y has de quedarte aún. Tú sabes bien
cómo ahuyentar las sombras con esa lamparita
que ilumina de noche los papiros
del libro en que trabajas. Emplea si es preciso
los trucos que conoces: sahumerios
y filtros y oraciones
y que el vino no falte; o adopta tu papel
de viejito capaz de dar amor
pues quieres oh hijoputa te devuelvan
centuplicado para así ir colmando
tu vanidad. Pero no te descuides:

pronto no encontraras quien quiera desvestirte
ni traerte más tinta o más aceite
ni compartir contigo las cenas y el desvelo
ni charlar de la vida o leerte unos versos
ni ayudarte a dormir antes que llegue el alba.

No: no debes marcharte porque aún
no te llegó el momento que anuncia la catástrofe;
ese final de zorro gastado y solitario
que merodea ciego entre los pajonales
quemados del verano en busca de un lugar
donde tenderse ya.

Entre amor y miseria
has perpetuado aquí tu paso con palabras
tal huella de una mano rupestre en rojo oscuro
pero puedes ahora hacer sentir pasión
a una muchacha que tal vez te lea
muchos años después de que hayas muerto.

Aunque andes renqueando te ayudará a seguir
toda la envidia cárdena del gran anfiteatro:
los cientos de miradas que acuchillan
tu toga entre las otras y desean
hablar de ti en pasado. Pero aún
hay veneno y jazmín en tu tinta y ni la muerte
les va a librar de tu arte despiadado y purísimo.


José Agustín Goytisolo

Deja un comentario

Archivado bajo José Agustín Goytisolo, POEMAS, SUGERENCIAS

Sugerencia: El oficio de poeta. José Agustín Goytisolo

El oficio de poeta


Contemplar las palabras
sobre el papel escritas,
medirlas, sopesar
su cuerpo en el conjunto
del poema, y después,
igual que un artesano,
separarse a mirar
cómo la luz emerge
de la sutil textura.

Así es el viejo oficio
del poeta, que comienza
en la idea, en el soplo
sobre el polvo infinito
de la memoria, sobre
la experiencia vivida,
la historia, los deseos,
las pasiones del hombre.

La materia del canto
nos lo ha ofrecido el pueblo
con su voz. Devolvamos
las palabras reunidas
a su auténtico dueño.

José Agustín Goytisolo


José Agustín Goytisolo – Wikipedia, la enciclopedia libre

 

“A media voz”.  José Agustín Goytisolo

1 comentario

Archivado bajo José Agustín Goytisolo, SUGERENCIAS